García Albiol asegura que “la peor noticia para Puigdemont es un PP decisivo en el Parlament”

El presidente del PPC y candidato a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, ha afirmado hoy en una visita en L’Hospitalet del Llobregat que “la peor noticia para Puigdemont sería que el PPC tenga unos grandes resultados y sea decisivo en el Parlament”.

Albiol asegura que “es una necesidad vital para Cataluña, que el PPC tenga el máximo número de diputados posibles en el Parlament, para consolidar un cambio en el gobierno de la Generalitat, y garantizar la pluralidad”.

En este sentido ha apuntado “tenemos que tener una amplia representación porque somos el partido más coherente, con experiencia de gobierno en España y en Cataluña, y porque tenemos que avalar la convocatoria de las elecciones, y el cese de Puigdemont y Junqueras que hizo Mariano Rajoy con la aplicación del artículo 155 de la Constitución”..

Por otro lado, García Albiol pide a Albert Rivera que respete a los votantes del Partido Popular “porque son ellos los que antes de que él se posicionará políticamente ya estaban defendiendo la pluralidad” y le anima a que “intente convencer a aquellos ciudadanos que se han decantado por la independencia, en lugar de insultar a aquellos que puede que en un futuro tengamos que gobernar de manera conjunta”.

El candidato a la presidencia de la Generalitat, ha afirmado que “en política no todo vale, y por encima del interés partidistas, lo que verdaderamente importa es dar portazo al independentismo, con un gobierno que respete el sentimiento y la manera de pensar de todos los catalanes” y asegura que “el Partido Popular tiene que poder estar al frente del gobierno para defender las políticas sociales, el  pago de las pensiones, y para que no se ponga en riesgo que nuestros hijos puedan encontrar trabajo y mantenerlo”.

Asimismo, García Albiol dice que “el 21D los catalanes tenemos dos opciones, elegir seguir ha avanzando en la línea independentista de los últimos meses,  que ha provocado peleas y división entre los catalanes, y consecuencias negativas en lo económico y empresarial, con la huida de casi 3.000 empresas, o la opción que representa del PPC, tener un gobierno que respete las leyes en Cataluña y permita que los ciudadanos expresen con normalidad que se sienten catalanes, ya sea de adopción o nacimiento, y profundamente orgullosos de España”.

Finalmente, ha lamentado que “durante muchos meses el independentismo se ha creído que las calles de Cataluña eran suyas, pero se está demostrando que la sociedad catalana es mucho más plural, con diferentes maneras de pensar y con diferentes sentimientos ideológicos y de pertenencia”.